Home / Emprendimiento.  / Administre su tiempo de manera efectiva

Administre su tiempo de manera efectiva

Al definir la gestión del tiempo, los términos "eficaz en el tiempo" y "eficiente en el tiempo" a menudo se usan indistintamente. Sin embargo, tienen significados completamente diferentes. Comencemos definiendo cada uno de ellos. Eficaz:  Adecuado

Al definir la gestión del tiempo, los términos “eficaz en el tiempo” y “eficiente en el tiempo” a menudo se usan indistintamente. Sin embargo, tienen significados completamente diferentes. Comencemos definiendo cada uno de ellos.
Eficaz:  Adecuado para lograr un propósito; produciendo el resultado previsto o esperado.
Eficiente: Realizar o funcionar de la mejor manera posible con la menor pérdida de tiempo y esfuerzo.
Para recordar esto, piense en la eficiencia como parte de la efectividad. No se trata solo de hacer las cosas, sino de hacerlas de la manera correcta. En el trabajo, la administración del tiempo es una de las habilidades más valiosas para los empleados. De hecho, la organización y la puntualidad se encuentran entre las 10 principales habilidades blandas que buscan los empleadores. Saber cómo administrar el tiempo de manera efectiva y eficiente puede ser un verdadero cambio en tu carrera.

La gestión del tiempo valora la efectividad sobre la eficiencia ¿Por qué algunas personas parecen administrar su tiempo y hacer las cosas tan fácilmente? Ellos consideran la efectividad antes que la eficiencia. La eficiencia se refiere a qué tan bien haces algo. La efectividad considera si deberías estar haciéndolo. Supongamos que tiene una lista de las personas a las que debe llamar para una próxima reunión. Si piensa en términos de eficiencia, considera el mejor momento para llamar, si sus nombres pueden ponerse en marcado rápido, si la lista es precisa y actual, y así sucesivamente. Examinas opciones, como delegar la tarea o eliminarla por completo para que tu tiempo se pueda usar de manera  eficaz. Ahora piensa en tus tareas cotidianas. ¿Te estás enfocando en resultados o actividades? Si te enfocas en actividades, es probable que no hayas logrado nada al final del día. En cambio, concéntrese en los resultados.

Mucha gente intenta hacer más cosas haciendo multitareas. Permanecen ocupados todo el día, alternando entre tareas, pero no logran nada. Esto se debe a que el cerebro humano no está construido para la multitarea. Trabajar en dos o más cosas al mismo tiempo es científicamente imposible. Sí, podemos cambiar fácilmente de una tarea a otra, pero el cerebro solo puede procesar una actividad a la vez. La multitarea siempre se interpone en el camino de la efectividad. Al centrarse solo en los resultados, es más probable que evite las distracciones y se concentre en una sola tarea de principio a fin, hasta que pueda tacharla de su lista. Ahora que hemos establecido la importancia de la efectividad, entremos en la eficiencia. ¿Cómo puedes optimizar la forma en que haces las cosas?

Establecer metas diarias
La fijación de objetivos es un componente clave de la gestión del tiempo. Establecer metas diarias le permite pensar sobre lo que se debe hacer y prepararse mentalmente para cada tarea. Algunas personas encuentran útil hacer una lista de sus tareas diarias. Las listas pueden ordenar el caos y ayudarlo a organizar lo que de otra manera sería abrumador. Las metas proporcionan claridad, propósito y significado en el trabajo.

Priorice sus objetivos
Ahora prioriza por efectividad. Recuerde que no tiene sentido hacer un trabajo de manera eficiente si no debería estar haciendo ese trabajo en absoluto. Piense en lo que es realmente importante y cuánto tiempo necesitará para lograr cada objetivo. Luego programe un bloque ininterrumpido de su tiempo para hacerlo.

Deshacerse de las distracciones
Las distracciones en el trabajo son el drenaje de productividad número uno. En promedio, las personas revisan sus teléfonos unas cuantas veces por hora, si esto es sumando por las horas que se trabaja al día, el tiempo mal utilizado podría ser significativo. Es posible que no note una gran diferencia, pero cuando cambia su enfoque a su teléfono y vuelve a la tarea en la que estaba trabajando anteriormente, le resulta difícil concentrarse nuevamente. Este mal hábito aumenta los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que te hace sentir cansado. Ahora piense en otras distracciones en el trabajo: correos electrónicos, compañeros de trabajo, redes sociales, etc. Hacer un esfuerzo consciente para cerrar las distracciones, al menos durante una hora, aumentará drásticamente la productividad y el rendimiento general.

Haga esto todos los días y comenzará a ver los resultados, en lugar de dedicar tiempo a las tareas diarias sin hacer nada.

Comentarios

comentarios

luis.puemape@rocketdigitalperu.com

Revision generaln
SIN COMENTARIOSn

PUBLICAR UN COMENTARIOn